Traileros han manifestado su preocupación por la intensa ola de robos de camiones de carga en las carreteras de Guanajuato y Arco Norte, poniendo en riesgo la vida de los trabajadores del volante.

Los maleantes llegan fuertemente armados a bordo de camionetas, bajan al chofer, le arrebatan las llaves y le dan una tremenda golpiza.

Urge más seguridad en las carreteras.

Por lo pronto se anuncia un toque de queda para que después de las 10 de la noche no circular por las carreteras consideradas peligrosas.